EL ROMERAL TOLEDO

En un lugar de La Mancha

REPTILES

culebra_de_escaleraCULEBRA DE ESCALERA (Elaphe scalaris)
  
Especie caracterizada por su tonalidad general parduzca, verdosa o grisácea y por dos bandas longitudinales oscuras en su dorso. Presenta normalmente también una línea negra detrás del ojo, Los jóvenes lucen en el dorso unas manchas oscuras en forma de "H", que generalmente llegan a unirse y formar el característico dibujo de "escalera" que da nombre a la especie. Los ejemplares inmaduros cuentan, además, con moteaduras irregulares negras en los flancos, La región ventral es blancuzca o amarillenta.
                   Habita el bosque y matorral mediterráneos, roquedos, zonas abiertas y campos de cultivo. Desarrolla su actividad fundamentalmente durante el día, pero no son infrecuentes sus salidas cinegéticas nocturnas. Es una excelente trepadora, encaramándose sobre paredes de roca, arbustos y troncos de árboles para buscar su alimento o refugiarse. Es una especie agresiva que no duda en hacer frente a sus enemigos si se la acorrala. Gusta de frecuentar las zonas soleadas de su territorio y permanece aletargada durante los meses del invierno.
                  Su dieta alimenticia es muy variada consumiendo desde artrópodos hasta pequeños y medianos mamíferos (ratones, gazapos), lagartijas o pollos de ave.
                El celo se inicia a mediados o finales de la primavera. La puesta consta de entre cinco y veinticuatro huevos, precisando un per¡odo de incubación (por el calor ambiental. al ser ocultados en el exterior) de uno a tres meses.

 

culebra_de_collarCULEBRA DE COLLAR  (Natrix natrix)
    Los adultos de esta especie presentan una coloración muy uniforme en el dorso y costados, con tonos verdosos, parduzcos o grisáceos, además de con o sin pequeñas moteaduras negras repartidas irregularmente.
         Los jóvenes lucen en la región occipital un característico collar blancuzco o amarillento bordeado de negro. El vientre es de tonalidad clara con manchas oscuras. Las hembras llegan a ser mayores que los machos.
                  Habita tanto en lugares húmedos (prados y arroyos) como en zonas m s apartadas del agua (matorrales y bosques más secos). Especie observada más frecuentemente durante el día. Su actividad se restringe parcialmente en veranos calurosos y totalmente en inviernos crudos. Escasamente agresiva, se limita a emitir un silbido intimidador y a adoptar la curiosa actitud de estar muerta (tendida sobre su dorso, con la boca abierta y la lengua fuera) ante la presencia de un predador. Cuando se la captura vacía el contenido maloliente de su glándula anal.
                 Las observaciones realizadas sobre su alimentación denotan una marcada preferencia por especies comunes de anfibios (rana y sapo común) y peces.
                 Reanudada su actividad tras el invierno, Entra en celo a mediados de la primavera. Como especie ovípara deposita y oculta su puesta, compuesta desde seis a más de un centenar de huevos, en alguna oquedad bien resguardada del exterior. El per¡odo de incubación varía entre uno y dos meses y medio aproximadamente.

 

culebra_lisa_meridionalCULEBRA LISA MERIDIONAL (Coronella girondica)
      Pequeña y esbelta culebra que presenta una coloración general parda, grisácea y a veces algo rosada con pequeñas manchas marrones que se

suceden a lo largo de todo su dorso. Es característica la línea oscura que va desde las comisuras de la boca a cada ojo y de ojo a ojo ("brida") sobre el hocico. Son patentes también en la base de la cabeza dos bandas pardas paralelas entre sí, dispuestas en sentido longitudinal al cuerpo, y que llegan a unirse con la primera mancha del dorso. El vientre es blancuzco o amarillo rojizo con pequeños dibujos negros cuadrangulares dispuestos irregularmente o en dos bandas paralelas.
                  Habita generalmente en lugares secos y soleados con abundante matorral (helecho, jaguarzo, brezo), bosques abiertos y pedregales. Inicia su actividad fundamentalmente en el crepúsculo y la desarrolla durante toda la noche. En una especie tímida, de costumbres recatadas y escasamente agresiva. Entra en un estado de sopor durante el invierno.
         Su dieta consiste fundamentalmente en pequeños saurios como la salamanquesa común, los eslizones y las lagartijas (ibérica y colilarga). 
          El ciclo reproductor de esta especie está escasamente estudiado. El periodo de celo acontece a mediados o finales de la primavera, citándose puestas de siete huevos en el mes de julio.

culebrciegaCULEBRILLA CIEGA (Blanus cinereus)                 
  Este reptil, con aspecto de lombriz de tierra, se caracteriza por su cuerpo cilíndrico y alargado con las escamas del cuerpo y cola distribuida formando anillos, la ausencia de extremidades, su cola corta, sus ojos muy reducidos y su coloración, rosada o parda rojiza.
          Habita en  áreas cultivadas, terrenos húmedos y arenosos y zonas de matorral. De actividad tanto diurna como nocturna, desarrolla una vida casi exclusivamente subterránea, ocultándose bajo piedras y troncos y saliendo raramente a la superficie. Al tener los ojos prácticamente atrofiados, se orienta valiéndose del olfato y el tacto. Permanece inactiva durante los meses del estío.
          Se alimenta principalmente de hormigas, tijeretas, arácnidos, larvas de insectos, etcétera.
          Existen muy pocas observaciones al respecto. Se ha citado que la puesta de esta especie (ovípara) tiene lugar a mediados del verano y consiste tan solo en un huevo.

 

eslizonibericoESLIZÓN IBÉRICO (Chalcides bedriagai)
 Este escindido se caracteriza por su cabeza reducida y su hocico cuneiforme, su cuerpo alargado, grueso y cilíndrico, y por cuatro extremidades semiatrofiadas con cinco dedos cada una. La cola es corta y ancha y el dorso presenta una coloración pardo-verdosa con una ancha banda vertebral y dos laterales más oscuras, así como ocelos claros bordeados de negro (Éstos últimos no siempre aparecen). La región ventral es más clara. Esta especie es endémica de la Península Ibérica.
        
          Habita preferentemente terrenos arenosos, prados y zonas de matorral. Desarrolla una gran actividad durante el día y el crepúsculo. Se oculta bajo piedras y troncos, enterrándose también con suma facilidad en los terrenos blandos. Pasa fácilmente inadvertido, pero es una especie común. Muestra ante sus congéneres una actitud territorial. 

Se alimenta básicamente de escarabajos, arañas, moscas y mosquitos.
                  El eslizón ibérico es ovovivíparo (el huevo se desarrolla en las vías genitales de la hembra) pariendo de una a cuatro crías bien desarrolladas desde principio a finales del verano.

lagartijacenicientaLAGARTIJA CENICIENTA (Psammodromus hispanicus)
 Esta lagartija, de talla media, presenta una coloración parda, grisácea o verdosa con varias hileras de rayas longitudinales blanco amarillentas en el dorso y costados  intercaladas con manchas oscuras discontinuas.  Se han observado también en esta especie individuos totalmente uniformes. El vientre es blanquecino o grisáceo y parcialmente iridiscente. La cola llega a tener una longitud del doble que cabeza y cuerpo  juntos.
                    Habita en zonas abiertas, arenosas y secas con densa vegetación arbustiva. De actividad diurna y amplia distribución en nuestra región, es otra especie de lacértido que pasa fácilmente inadvertida debido a su mimético diseño corporal y a su facilidad para enterrarse. Cuenta con una especial agilidad para desenvolverse por su entorno, recorriendo grandes distancias a gran velocidad. Posee también, al igual que los otros lacértidos, la facultad de la autotomía. Llega a emitir agudos chillidos cuando se la captura.
                  Se alimenta de moscas y mosquitos, hormigas, pequeños escarabajos y arañas.
                 Con la llegada de la primavera se inicia en esta especie el per¡odo de celo. Las hembras (ovíparas) depositan y entierran de tres a seis huevos en una profunda hura excavada por ellas mismas. La incubación viene durando un mes y medio aproximadamente, observándose jóvenes recién nacidos a lo largo de todo el verano.

lagartija_colilargaLAGARTIJA COLILARGA (Psammodromus algirus)
Esta lagartija de gran tamaño se caracteriza por su coloración dorsal pardo-grisácea-verdosa, con una ancha banda longitudinal oscura bordeada por dos líneas claras en cada costado y una cola muy larga, que llega a medir hasta casi tres veces la longitud de cabeza y cuerpo juntos. Los machos lucen generalmente varios ocelos azules en la región del hombro y una llamativa tonalidad naranja en la garganta y ambos lados de la cabeza durante la ‚poca de celo. La zona ventral es blanquecina o amarillenta y ligeramente iridiscente. Los jóvenes son iguales a los adultos, pero con la cola naranja.
                   Habita tanto en campos abiertos escasos en cobertura vegetal, como en zonas de matorral denso (brezo, jaguarzo, jara), encinares y pinares. Desarrolla su actividad durante el dÍa, soleándose sobre troncos o rocas y cazando sus presas al rececho. Permanece parcial o totalmente inactiva durante los veranos muy calurosos y los inviernos crudos, y posee también la facultad de la autonomía (desprende voluntariamente parte de su cola y la regenera posteriormente). Esta lagartija al ser capturada emite unos característicos y agudos chillidos.
                  Se alimenta de moscas y mosquitos, mariposas, hormigas, saltamontes, grillos y arañas. 
                  El celo en esta especie coincide con el inicio de la primavera.

La puesta tiene lugar a principios o mediados del verano y consta de dos a seis huevos, que son enterrados por la hembra (como especie ovípara) en una oquedad cavada por ella misma. La incubación viene durando un mes y medio.


lagartija_ibericaLAGARTIJA IBÉRICA (Podarcis hispanica)        
Pequeño lacértido de coloración muy variable, que va desde los tonos parduzcos a los verdosos. Generalmente los machos lucen un dorso muy reticulado con manchas oscuras y flancos moteados de blanco; mientras las hembras presentan varias franjas longitudinales oscuras. Pueden observarse también ejemplares adultos muy uniformes o sin diseño. Los jóvenes se caracterizan por una llamativa línea vertebral negruzca. La garganta es clara y punteada de negro, mientras la región ventral resulta blanquecina, amarillenta o rojiza. La cabeza es aplanada con un hocico bastante puntiagudo. La cola llega a ser dos veces más larga que cabeza y cuerpo juntos.
            Esta especie es observada frecuentemente en los medios antropógenos, escalando los muros y paredes de pueblos y ciudades. Habita también en pedregales y zonas de matorral. Desarrolla su actividad invariablemente durante el día, buscando las horas y lugares de sol, pero huyendo también del excesivo calor. Se oculta entre las grietas de los muros, bajo piedras y oquedades de troncos. Son excelentes trepadoras, desplazándose con facilidad sobre superficies lisas y totalmente verticales, para lo cual se auxilian con las uñas que poseen en cada uno de sus largos dedos. 
                  Su dieta consiste en saltamontes. grillos, moscas y mosquitos, pequeños escarabajos, larvas de insectos y arañas. y entre sus predadores se encuentran la culebra bastarda el lagarto ocelado. los alcaudones, los cernícalos, etcétera.
                  El periodo de celo acontece a principios o mediados de la primavera. El tamaño de la puesta varía entre uno y cuatro huevos, transcurriendo unos dos meses de incubación hasta su eclosión en julio o agosto.

 

lagarto_oceladoLAGARTO OCELADO (Lacerta lepida)            
 Este saurio, el mayor de los lagartos europeos, se caracteriza por su cabeza aplanada y de forma triangular, su cuerpo robusto, sus extremidades bien desarrolladas y su cola, notablemente larga. La tonalidad de su dorso es normalmente verde- amarillenta con moteaduras negras, destacando en cada costado varias filas de llamativos ocelos azules. Los individuos jóvenes lucen, sobre un fondo verde, ocelos blancos orlados de negro en el dorso y los flancos.
                   Esta especie habita en gran variedad de ambientes, desde lugares bastante secos como roquedos y arenales con vegetación arbustiva dispersa, hasta bordes de ríos, zonas de cultivo y bosques caducifolios y perennifolios. Es de actividad invariablemente diurna, ya que, al ser un vertebrado de sangre fría, queda condicionado como especie helioterma y necesitada del calor del sol. Es frecuente observarlo, por tanto, soleándose sobre piedras o troncos, aunque no soporta tampoco el excesivo calor. Permanece inactivo durante los inviernos

crudos. Posee la facultad de la autotomía, por la que puede desprender su cola a voluntad cuando algo le alarma o ha quedado atrapado por ella, pudiendo regenerarla en poco tiempo.
                  Se alimenta fundamentalmente de escarabajos, grillos, saltamontes, caracoles y arañas, ampliando además su dieta hasta conseguir un régimen marcadamente omnívoro y llegando a consumir también huevos y crías de aves, pequeños mamíferos (ratones, lirones, gazapos) y reptiles, así como carroña, frutos y bayas.
               El celo acontece desde finales de marzo a principios de mayo adquiriendo entonces los adultos vivos colores en el dorso y flancos (resultan muy llamativos los ocelos azul turquesa). El macho inmoviliza a la hembra mordiéndola en un costado para acceder a la cópula, siendo la fecundación interna. A finales de mayo o en junio la hembra deposita y entierra, para su incubación por el simple calor ambiental, de cinco a veintitrés huevos en una oquedad excavada por ella misma en el suelo bajo piedras o troncos. A finales de junio o agosto se produce el nacimiento de los jóvenes lagartos ocelados, que habrán de alcanzar su madurez sexual a los dos (machos) o tres años (hembras).


salamandra_comunSALAMANQUESA COMÚN (Tarentola mauritanica)          
La morfología de este gekónido se caracteriza por su cabeza ancha, de hocico redondeado y ojos prominentes con pupila vertical y estriada; cuerpo aplanado dorsoventralmente; extremidades bien desarrolladas con amplias expansiones laterales dispuestas en cada dedo en forma de láminas transversales provistas a su vez de diminutos ganchitos que se fijan o adhieren a las más insignificantes rugosidades de las superficies por las que se desplaza, y cola de la misma longitud aproximada que cabeza y cuerpo juntos. Las partes superiores presentan abundantes escamas granulares y una coloración variable entre el pardo oscuro y el gris claro, además de manchas irregulares negruzcas que llegan a formar bandas transversales más patentes en los jóvenes. El vientre es blanco amarillento.
                   Especie ligada notablemente al medio humano, se la puede observar frecuentemente sobre las paredes y techos de casas, muros o tapias, tejados, ruinas, montones de piedras y troncos de  árboles. Su per¡odo de actividad queda trasladado de las horas del día durante la primavera, a la noche en verano y vuelta al día entrado el otoño. Detecta sus presas al acecho, iniciando seguidamente una lenta aproximación para terminar aferrándolas por la boca tras un rápido movimiento. Gusta para ello de frecuentar los aledaños de las farolas encendidas donde se concentran gran número de insectos. Trepa con excelente facilidad por cualquier tipo de superficie, incluido el cristal, gracias a la especial constitución de sus dedos. Adopta una actitud agresiva ante la presencia de otros congéneres en su territorio, llegando en ocasiones a cruentas luchas a base de mordiscos. Posee la facultad de la autotomía, por la que puede desprender parte de su cola si ésta ha quedado aprisionada (por algún predador, por ejemplo) y facilitar de este modo su huida. 
          Los invertebrados que más frecuentemente consume son las arañas, los escarabajos, las  hormigas, las mariposas, los saltamontes y las libélulas. 

En los meses de abril y junio tienen lugar las dos puestas que llega a realizar la hembra de esta especie. El número de huevos es normalmente de dos, siendo éstos de cáscara dura y depositados en lugares secos al no precisar humedad ambiente para evitar su deshidratación. El per¡odo de incubación oscila entre dos y cuatro meses, estando perfectamente capacitadas las crías una vez nacidas para llevar una vida independiente.

 

vibora_hocicudaVÍBORA HOCICUDA (Vípera latastei)          
Es esta especie el único representante vipérido en nuestra región. Se caracteriza por su cabeza bien diferenciada del cuerpo, de forma triangular, con el hocico levantado formando un apéndice nasal o "cuerno" bien patente, y ojos con pupila vertical. El cuerpo es grueso y cilíndrico, mientras la cola es estrecha y corta. La tonalidad del dorso puede ser grisácea o parduzca con manchas romboidales, de una tonalidad más contrastada y orladas de negro, dispuestas de forma arrosariada o zigzagueante. En ambos costados se distinguen también grandes ocelos oscuros. El vientre es normalmente blanquecino con o sin manchas negras, y la zona inferior de la cola es amarilla.
          Es detectada generalmente en bosques abiertos, zonas de matorral denso y roquedos. Especie tanto diurna como nocturna, presenta un máximo de actividad crepuscular. Son animales tímidos y asustadizos que no dudan en salir huyendo ante la presencia del hombre, llegando sólo a hacer frente si se sienten acosadas. A finales del verano adoptan hábitos arborícolas, encaramándose en arbustos de hasta dos metros de altura. Con la llegada del invierno se agrupan en número variable de individuos para permanecer aletargadas en refugios abrigados.
          Captura a sus presas proyectando rapidísimamente el primer tercio de su cuerpo hacia adelante, clavando los dientes inoculando su ponzoña, y retirándose seguidamente a la espera de su muerte . La víbora posee un aparato de veneno muy sofisticado, consistente en dos largos dientes, afilados y curvados, situados en la parte anterior de su maxilar superior, huecos y comunicados con las glándulas almacenadoras de la sustancia tóxica, localizadas detrás de los ojos. Los dientes están dispuestos de forma basculante, plegándose sobre el paladar en actitud de reposo y replegándose hacia la presa prestos para el ataque, inyectando además el veneno a presión por acción de los músculos parietales en clara similitud con una aguja hipodérmica.
          Los ejemplares jóvenes se nutren fundamentalmente de artrópodos y lagartijas, mientras los adultos devoran lagartos, roedores de pequeño tamaño y pollos de aves.
          Las primeras cópulas se producen en los meses de abril y mayo, incubando la hembra, como especie de reproducción ovovivípara, los huevos dentro de su vientre. De agosto a septiembre tienen lugar los partos, consistentes generalmente en ocho viboreznos que nacen totalmente desarrollados e idénticos a sus progenitores.

Copyright © 2018 EL ROMERAL TOLEDO. Todos los derechos reservados.
Joomla! es software libre, liberado bajo la GNU General Public License.
Unregistered Template by Ahadesign Visit the Ahadesign-Forum and Joomla Live Preview

PÁGINA CREADA Y ADMINISTRADA POR  ANTONIO ZAMORANO PÉREZ